Pilar Peña

El Creador

 

 

La Biodanza, creada en 1965 por Rolando Toro, psicólogo, antropó-logo, poeta y pintor chileno.

 

Cuando trabajaba como profesor del Centro de Estudios de Antropolo-gía Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, comenzó sus primeros trabajos con el baile, con pacientes del Hospital Psiquiátrico Universitario.

 

Sus ideas avanzadas y transfor-madoras para la época le llevaron a irse de Chile a Argentina y de allí a Brasil, donde la biodanza se afianzó como una disciplina reconocida en algunos ámbitos institucionales.

 

creador 1 small

 

En 1984 decide viajar y esta-blecerse en Milán, Italia, don-de promueve la expansión del Movimiento Biodanza en toda Europa, la apertura de escue-las de formación en Alema-nia, España, Inglaterra, Francia, Suizae Italia.

 

Crea la International Biocen-tric Foundation (IBF), que presi-de, registra el nombre de Biodanza SRT y su logotipo en todo el mundo.

 

En 1997 regresa a Chile. Desde allí coordina las actividades del Mo-vimiento Biodanza en todo el mundo hasta 2010, cuando muere en el mes de febrero.

Rolando Toro continua su investigación y sus contribuciones a la ciencia hasta su muerte. Una de sus últimas aportaciones se refiere al concepto de lo inconsciente, que incluye a la estructura inicial propuesta por Freud y Jung (inconsciente personal y colectivo) dos casos más, que son el inconsciente vital (inconsciente celular – humor endógeno) y el inconsciente numinoso (el estrato más profundo y sublime del inconsciente humano).

 

creador 2Somos la memoria del mundo.

Solo debemos recordar lo que

está en nuestras células.

Los frutos del verano
El amor voluptuoso.

La capacidad de ponerse en el lugar
del otro.
El contacto.
El coraje de innovar.
El abrazo, el adiós y el encuentro.
El mar en nuestra piel.
La música de la vida.
La danza de la vida.
Biodanza nos devuelve
La memoria ancestral
La posibilidad absoluta de amor.

 

Rolando Toro Araneda