Pilar Peña

Identidad y los cuatro elementos

La vivencia de los cuatro elementos es una propuesta de nuestra integración con el universo, que tiene como base las vivencias inducidas por la representación de los cuatro elementos (fuego, aire, agua y tierra), a través de danzas y ceremonias.

 

4 Elementos 1


La transformación a nivel corporal sólo se produce a través de las vivencias, centradas en los elementos que, arquetípicamente, constituyen la estructura existencial de cada participante.

Las investigaciones sobre el simbolismo arquetípico de los cuatro elementos realizadas por C. G. Jung y Gaston Bachelard, permiten un interesante abordaje de la identidad de las personas. Cada individuo tiene componentes de los cuatro elementos en diferentes proporciones. Las mayores dificultades en la existencia se producen cuando alguno de éstos no puede manifestarse.

4 elementos 2

 

 

El trabajo de Biodanza y los cuatro elementos, permite descubrir la estructura de cada participante y aprender a expresar, mediante el movimiento personal y la danza, el elemento que está inhibido. El sistema ha demostrado sorprendentes resultados, debido a la posibilidad real que tienen los participantes de una transformación alquímica.


La Biodanza ha desarrollado los aspectos vivenciales, expresivos y poéticos de Los 4 Elementos. La vivencia surgida en la danza pasa a ser un medio de autoconocimiento.


Consiste en incorporar los elementos a través del propio movimiento humano y la expresión corporalemocional, poner en el cuerpo la fuerza de los elementos y realizar desde dentro la modificación existencial.


4 elementos 3

 

Objetivos:

  • Despertar la pasión del fuego
  • Estimular la seguridad y la concreción de la tierra
  • Descubrir lo imaginario, creatividad e inspiración del aire
  • Fortalecer la capacidad adaptativa del agua
  • Conducir la vitalidad hacia la expresión creativa
  • Facilitar la expresión afectiva, mediante el proceso de integración entre acción y emoción
  • Celebrar la propia Identidad hacia una autoestima positiva y armónica